jueves, marzo 29, 2012

Rayuela



Noelia Palma




para mi amigo Jesús, cuando lee Rayuela



Deberías saltar

abrir el cielo hasta ceñirlo pájaro, y después
caber en este poema que todavía no escribo
y salvarlo

no quieto, Jesús

que la noche ahogue tus ojos mientras leés un libro inexplicable
hasta nacerte un latido mío

por si acaso



12 comentarios:

Rayuela dijo...

afortunado jesús, por el poema de noelia


1/
2/
3/
cielo*

Abriendo Caminos dijo...

Que lindas palabras para tu amigo

Un beso!

Leo Mercado dijo...

Y aquí volvés a ser nube aire viento, y te volás, te vas. Lejos.
Pero el camino está marcado, ya (se nota claramente), por si acaso...

Sarco Lange dijo...

Por si acaso enarbolo tu bandera en esta patria sin dientes.

Te Rayuelo.

hugo luna dijo...

lúdico amoroso poema... saludos amiga del cielo y de la tierra

El Joven llamado Cuervo dijo...

Inexplicable como lo eterno...

Hidrargirista dijo...

Qué puede articular la máquina lengua-mandíbula de uno después de leer esto? Qué sino el impacto entre párpados que condensan la sustancia noche en este poema escrito a tiza y puño.

Noe, mi rayuela lleva tu nombre en uno de sus casilleros, vos sabés, que ya estoy rengo de tanto saltar pero tu letra no se borra.

Ya, te pasaste, te quiero muccho más, mi amiga.

(*)

camino roque dijo...

por si acaso un latido
es frágil y bello

Lila Biscia dijo...

"Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja."

sublime capitulo 7. para tatuarselo.

besos

Lil.

el bocón dijo...

voy a contener la respiración mucho rato, casi lo que tarda un salmón en remontar el rio Ebro.
Quiero escuchar tu latido en el pecho aunque no me llame Jesus.
Un beso Noe.

tina dijo...

por si acaso...

SILDELSUR dijo...

Estoy leyendo Rayuela,y voy seguir tu consejo a Jesus!
Es un libro para leer a los saltos,mejor dicho volando!

Besos!!!!