lunes, febrero 15, 2016

2 poemas

1|

¿Y yo qué pienso?
Sobre la luz: caminito de puntos que guían a determinado encuentro.
Y cada encuentro es un diario íntimo. Ah, sí.
Pero de tu vida, decime, por ejemplo
-por qué estás sentada en la silla del almohadón rosado
con las tetas apuntando al ventilador
el ventilador haciendo ruido
comiendo esas galletitas
el culo gordo los brazos gordos el vientre creciendo
-porque mientras espero el nacimiento
mientras espero el nacimiento
mientras
escribo
y dedico horas a preguntarle a la muerte
adónde.


2

El paso de las horas. Aquí, esta noche, puedo decir con certeza: antes ocurrió el día.
Digamos que es el mismo dolor pero a la inversa
pero iluminado.
Lo importante, entonces, era esto: vos usás ese reloj para saber
exactamente
qué parte del cuerpo
carcome lo indecible.